Home / Piedras Semipreciosas / Significado de la Obsidiana

Significado de la Obsidiana

La piedra obsidiana posee una hermosura que le es propia y que resulta atractiva y misteriosa para muchas personas. El campo energético de esta piedra es bastante fuerte y esto le confiere propiedades espirituales resaltantes.

Esta gema tiene un valor notorio, especialmente en el área de la joyería. Los amantes de los cristales buscan el misticismo de esta hermosa roca debido a los colores que presente, además de su interesante origen.

Esta piedra no se puede considerar como un mineral en sí, dado que no tiene una estructura química como el resto de las piedras, y es por ello que recibe la clasificación de mineraloide. Su superficie es curva, y esto también es muy llamativo para los amantes de esta roca. 

Sus colores vienen dados por la impureza que presente, pero su color original es el negro. Dependiendo de las impurezas que presente, el tono puede variar desde un verde fuerte a uno más claro, o a rojo, negro y rojo, entre otras combinaciones.

El hecho de estar compuesta por magnesio y hierro hace que adquiera un tono verde intenso que puede oscilar hasta presentarse en un color marrón fuerte. Su color también puede variar dependiendo de la forma en la cual sea cortada. Cuando presenta un corte paralelo, el color es negro. Si se corta de manera perpendicular, entonces el tono es gris.

Una variedad más extraña de la obsidiana es la incolora, o macusanita, pero esto es muy raro. Otras obsidianas pueden tener pequeños copos de nieve, el cual es un efecto que produce la presencia de cristales.

Un detalle mágico que presenta esta piedra es que algunas de ellas pueden contener remanentes de gas, y esto le hace lucir efectos notorios a la vista. Así, podemos ver una obsidiana dorada, o con tonalidad oro.

En otras ocasiones, la obsidiana puede contener diminutas partículas de magnetita, y esto hace que la piedra irradie una forma de arcoíris, cuya iridiscencia será más o menos fuerte dependiendo del grosor de la piedra. A estas piedras se les conoce como “obsidiana de fuego”, y “obsidiana arcoíris”.

La mayoría de los yacimientos en los cuales se puede encontrar obsidiana son aquellos en los que se han producido erupciones, tales como en Armenia, Argentina, Australia, Canadá, Georgia, Chile, Grecia, Escocia, El Salvador, Estados Unidos, Islandia, Guatemala, Italia, Islandia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Turquía y Nueva Guinea.

En cuanto a la zona del mediterráneo central, solamente se han encontrado cuatro depósitos con obsidianas, a saber: Palmarola, Pantelleria, Lipari y Monte Arci.

La piedra obsidiana se viene usando desde tiempos remotos. De hecho, hay evidencia de presencia de la misma en la edad Achelense, hace más de 700. 000 años a.C. Otros datos reflejan que la obsidiana era usada con más frecuencia en la edad del neolítico.

Esto comprueba que, desde hace milenios, la humanidad ya valoraba la obsidiana. En la edad de piedra también fue muy valorada porque podía fracturarse y con ello crear laminas para las puntas de las lanzas o flechas.

La obsidiana fue una hermosa piedra que, desde épocas tempranas, fue utilizada también para elaborar espejos.

Ahora bien, existen varios tipos de piedra obsidiana y su clasificación varía de acuerdo a su apariencia o color. El nombre de la misma viene dado por su parecido con el mineral obsianus, la cual fue descubierta por Obsius, un destacado explorador. De igual modo, muchos la conocen con el nombre de “vidrio volcánico”, ya que, precisamente, surge como consecuencia de las erupciones volcánicas.

Propiedades de la piedra obsidiana

Tal como hemos señalado, el campo energético que esta piedra irradia es bastante fuerte, recordemos que procede de las erupciones de los volcanes, así que su potencia no es cuestión de asombro considerando este dato; todo ello hace que la piedra sea un escudo o capa protectora a nivel espiritual.

Por supuesto, como toda piedra semipreciosa, en la joyería es muy preciada. La precisión que puede conferir el corte de la misma ha hecho que sea utilizada incluso en la medicina para hacer escalpelos, ya que algunos médicos consideran que los cortes realizados con los escalpelos elaborados con obsidiana producen daños menores en los tejidos. Sin embargo, esto no ha sido aprobado por todas las federaciones médicas, así que la preferencia puede variar de un país a otro.

Espiritualmente, la obsidiana es capaz de eliminar todas las energías negativas que se encuentren alrededor nuestro. Todo el daño que alguien pueda arrojar a otra persona es bloqueado, y quedamos protegidos de todo aquello que nos genere desequilibrio o que sea perjudicial psíquicamente.

Los abusos y ataques a nivel físico también quedan reducidos con el uso de la obsidiana. Encontrarse una obsidiana, o recibir una de obsequio, no es una casualidad. Si una obsidiana llega a nuestras manos, se cree que debe convertirse en una herramienta muy útil para limpiar todo nuestro campo energético de malas influencias y hacer que nuestra vida sea mejor, ya que nos aleja de todo lo dañino.

Está recomendaba para las personas que no logran calmarse de ninguna manera. Si alguien vive en tensión, o bajo frecuente estrés, esta piedra puede ser un gran obsequio capaz de cambiar la vida de esa persona.

Significado de la Obsidiana

Es una piedra idónea para alcanzar un crecimiento espiritual. Toda persona que desee trascender la realidad tal como la conoce y vivir una experiencia espiritual mucho más rica, debe llevar consigo una obsidiana.

La obsidiana es una especie de guía en nuestra vida. Es una gran ayuda en momentos de indecisión o de dificultades. Si necesitamos encontrar la verdad, dentro de un mar de confusión, la obsidiana será nuestra mejor aliada.

Sin embargo, dependiendo del color de la misma, sus propiedades o beneficios pueden variar.

En cuanto a sus usos, sabemos se puede llevar en collares, pulseras o nuestros colgantes preferidos, aunque hay quienes la tienen en su hogar de forma decorativa, pero con un uso energético que continúa vibrando al tenerla en el espacio.

Otras personas también usan la obsidiana como un amuleto, o crean péndulos. Si se desean efectos más potentes, se puede combinar con otras piedras.

Un detalle que debemos tener en cuenta es que la obsidiana es una receptora fuerte de energías, así que siempre debemos limpiarla. Esta limpieza debe ser frecuente para que continúe trabajando a favor nuestro.

Para limpiarla de forma efectiva debemos introducirla en un recipiente que contenga agua y sal. La sal marina es más indicada. Se debe dejar en remojo durante toda la noche y al día siguiente lavarla con agua limpia para eliminar la sal. Después, se necesita envolverla en una toalla de color rojo a fin de que su energía esté contenida y lista para ser activada.

Ahora, para activar la piedra obsidiana nuevamente la debemos colocar en un lugar de nuestro jardín, o en la ventana de nuestro hogar. En esos sitios esta piedra recibirá la luz que procede de la luna, la cual debe ser creciente, y su poder estará listo para protegernos.

[Total:1    Promedio:5/5]
This div height required for enabling the sticky sidebar